¡Recuerda quien es el juez! - Parashá Tzav

20.03.2020

RESUMEN: El cielo proclama la justicia divina: ¡Dios mismo es el juez! (Salmos 50:6)

La Parashá "TZAV" (Ordena), inicia en el libro de Levítico 6:1 hasta 8:36. En esta parashá El Señor le ordena a Moshé respecto a como se deben realizar las diferentes ofrendas, la recolección de cenizas, la permanencia del fuego, la purificación de recipientes utilizados con alimentos no Kosher, indicaciones sobre las grasas y la sangre, las porciones de los sacrificios correspondientes a los sacerdotes y finaliza con las indicaciones para la consagración de los Cohanim.

Estas son las ofrendas mencionadas en esta parashá acerca de cómo deberían ser ofrendadas:

  • El Olá (ofrenda de ascensión) es realizado con un animal o un ave que es quemado completamente en el altar. Este korván es llevado por una persona que contempla la realización de un pecado, pero que no lo hace, razón por la que es quemado por completo en el altar y no se come nada de él. Esta característica representa la purificación de los pensamientos y la sublimación absoluta de uno a Dios, incluso con todos los pensamientos. (2)
  • Mija(Ofrenda de Harina) era la que ofrendaban los necesitados, que carecían de los medios para ofrendar un animal. Y por eso HaShem ofreció diferentes formas de preparar esta ofrenda de harina, para demostrar su especial afecto por estas ofrendas y por esta gente. (3)
  • Shelamim esta es una ofrenda de paz o de gratitud, esta ofrenda la llevaba a cabo quien anhelaba manifestar su amor a HaShem y acercarse a Él. Su denominación, Shelamim, deriva de Shalom, "paz", por la aptitud de la ofrenda de establecer la armonía y pacificación al satisfacer las necesidades de todas las partes involucradas. (3)
  • El Jatat y el Asham (ofrendas de pecado) expían por quien peca con una acción. Actuar exclusivamente en base a los deseos y transgredir la voluntad de Dios es un comportamiento inapropiado para un ser humano. Entonces, uno lleva como ofrenda un animal, que también actúa en base al pensamiento. Matamos a ese animal como diciendo: "Me he equivocado y me arrepiento del daño que le causé a mi alma. Mi lado animal se impuso; no quiero repetir ese error. Entonces, prometo matar al animalismo como la fuerza dominante en mi vida". (2)

Ahora que recordamos cada una de las ofrendas mencionadas en esta parashá podemos entrar en materia de la reflexión que queremos compartir en esta ocasión, ¡Recuerda quien es el juez!, es lo que Él Señor nos enseña, conforme a esta escrito: "El Señor le ordenó a Moisés que les dijera a Aarón y a sus hijos: «Esta es la ley respecto al sacrificio expiatorio: La víctima deberá ser degollada ante el Señor, en el mismo lugar donde se degüellan los animales para el holocausto. Es algo sumamente sagrado." (Levítico 6:24-25) En el mismo lugar donde se realiza la ofrenda de Olá se debe realizar la de Jatat, la Guemará (Sotá 32b) nos da una linda explicación, dice parafraseando: "Que la razón de esto es proteger los sentimientos y la imagen del pecador", que linda lección tiene nuestro amado Abba, que dulzura y cuidado aún con aquellos que le hemos fallado.

Él guarda y cuida nuestro corazón, recordándonos lo dicho por medio del rey David: "No nos trata conforme a nuestros pecados ni nos paga según nuestras maldades. Tan grande es su amor por los que le temen como alto es el cielo sobre la tierra. Tan lejos de nosotros echó nuestras transgresiones como lejos del oriente está el occidente." (Salmos 103:10-12)

Si el Rey de Reyes y Señor de señores, que esta entronizado sobre querubines y a las estrellas llama a cada una por su nombre, no nos señala, no nos pone en escarnio público, cuando nos arrepentimos de nuestras faltas y lo buscamos de corazón, nos juzga con amor y misericordia, ¿Quiénes somos tu y yo para llegar al menos a pensar en ser jueces o juzgar a cualquier persona?

Por eso querido lector, hoy queremos que recuerdes quien es el juez, no solo para no juzgar a nadie y avergonzarlo, sino también para que recuerdes el amor inconmensurable e inigualable con el que Él nos ha amado sin merecerlo, su dulzura y ternura para cuidar nuestros corazones,

¡Si Él dijo que alejó nuestras iniquidades cual lejos está el oriente del occidente es porque así lo hizo, por eso que se alegren nuestros corazones!

Está escrito:" Busquen al Señor mientras se deje encontrar, llámenlo mientras esté cercano. Que abandone el malvado su camino, y el perverso sus pensamientos. Que se vuelva al Señor, a nuestro Dios, que es generoso para perdonar, y de él recibirá misericordia." (Isaías 55:6-7) y ¡Recuerda quien es el juez!

REFERENCIAS:

  • Biblia Nueva Version Internacional
  • https://www.aishlatino.com/judaismo/la-tora/temas-principales/Entendiendo-los-korbanot.html
  • Tora Emet Editorial Keter Tora